Comprar los mejores Apiladores tipo Montessori

Apilador anillos de madera

Las piezas de madera fáciles de agarrar se pueden apilar en la base de madera. Deberá desarrollar la lógica y la precisión, descubriendo la mejor forma de apilar los anillos. 

Torre rosa

La clásica y conocida Torre Rosa Montessori, con cubos de 10 tamaños distintos. Fomenta el desarrollo visual, el orden, los tamaños y la longitud, preparando a los niños para la comprensión de conceptos matemáticos.

Clavijas para apilar

Tablero de espuma y 30 clavijas, con bolsa de tela para guardar. Se puede jugar de forma libre o seguir los patrones que incluye. Ayuda a la motricidad fina, coordinación, clasificación e inteligencia espacial.

Arco iris de madera

Arco iris waldorf de madera resistente. Al tratarse de un objeto poco definido favorece su creatividad creando escenarios para el juego simbólico o intentando crear composiciones que se mantengan en equilibrio. 

Tablero para apilar y clasificar

Un juguete con 16 piezas de madera con colores vivos para desarrollar la habilidades de los preescolares: clasificación según color y forma y coordinación visomotora. Resistente y de calidad

Apilador geométrico

Tablero de 4 piezas de madera y 12 figuras geométricas para clasificar y encajar. Exige destreza manual y observación. Se pueden trabajar los números gracias que las figuras tienen diferentes agujeros.

Elefante apilador

Este apilador de madera requiere de un gran equilibrio y precisión. Contiene el elefante que ejerce de soporte y 40 palillos de madera de cuatro colores distintos. 

Cactus de equilibrio

Este juguete apto a partir de 3 años, mejora las habilidades cognitivas, motoras y la paciencia. Consiste en colocar las piezas de madera en su hueco manteniendo el equilibrio para que no se caiga.

Qué ventajas tiene un juguete apilable para mi hijo/a?

Los juguetes Montessori apilables resultan muy interesantes para los bebés y los niños. Lo primero que les atrae son sus colores y formas. Esos contrastes típicos de los apiladores montessori les generan interés y les ayudan a afinar su visión. A partir de los 3 meses darán un paso más. Serán capaces de agarrarlos con sus manos, presionarlos, explorar su dureza, su tacto, su sonido al dejarlos caer…

Pocos meses después los bebés ya serán capaces de controlar mejor sus movimientos y dirigir sus actos según una intención. Podrán coger las piezas y empezar a apilarlas, e ir perfeccionando cada vez más su coordinación para pasar a construcciones más complejas.

Se darán cuenta que unas piezas encajan con otras y quedan sujetas, que todo tiene cierto orden y que responde a alguna lógica. A pesar de que aún no lo comprende, empieza a adentrarse a través de la práctica y la exploración.

 

Diferencia entre los apiladores montessori y otros juguetes

Los apiladores montessori exigen mayor coordinación que los sonajeros, por ejemplo. Un sonajero sería el primer juguete ya que su uso es básico: agarrar y mover. Los apiladores, en cambio, exigen que además de agarrar y mover, se tenga que dar un paso más: colocar cada pieza de una determinada manera para lograr un objetivo. 

Eso hace que la coordinación y la precisión de los movimientos se tenga que afinar aún más, y además los niños actúen motivados por una intención más sofisticada. 

Existen muchos más materiales Montessori según las habilidades que queramos promover en el niño, pero sin duda, los apiladores le entretendrán por muchos años si vamos ofreciéndole nuevos retos e incrementando la dificultad.

Otras secciones que podrían interesarte

Si quieres adentrarte en la filosofía Montessori, te recomendamos que visites estos productos: