Comprar los mejores Puzzles tipo Montessori

Puzzle tetris

Hecho de madera, colores no tóxicos. Estimula la creatividad, el pensamiento lógico y la capacidad para resolver problemas. Se pueden crear infinidad de patrones distintos.

Figuras geométricas

Tabla de madera con espacio para 6 figuras geométricas. Contiene 12 piezas de madera que permiten desarrollar las habilidades de emparejamiento, reconocimiento de colores y formas.

Puzzle Alimentos

Puzzle de madera con 24 piezas donde los niños tienen que asociar los alimentos con su color. Favorece el vocabulario y el descubrimiento del entorno.

Puzzle de cubos

Este juego contiene 4 cubos de madera y 26 tarjetas con distintas composiciones. Se trata de sacar una tarjeta y colocar los cubos de manera que se vea el mismo diseño que el de la tarjeta.

Puzzle geométrico

Puzzle de madera para aprender los colores, las formas geométricas y las fracciones. Tiene tres niveles de dificultad según las piezas que quieras utilizar. 

Las estaciones

Piezas de cartón resistente. El objetivo es identificar las estaciones del año con lo que ocurre en cada estación. Permite descubrir el entorno, desarrollar el pensamiento lógico y el lenguaje.

Vestir Ositos

Rompecabezas de madera con 45 piezas para vestir a la familia de ositos, desarrollar el lenguaje, la comunicación y la inteligencia emocional (hay diferentes expresiones faciales en los ositos).

Contar animales

Con este puzzle de madera ayudarás a tu peque a aprender a contar de 1 a 5, así como a desarrollar la coordinación visomotora y a descubrir los animales de granja.

Por qué los puzzles son adecuados para el desarrollo de mi hijo?

Los puzzles y rompecabezas son esenciales para el desarrollo de los niños y niñas. Les ayudan en su desarrollo motor, cognitivo y emocional. Es un juego súper completo, que les entretiene muchísimo, les relaja y les hace trabajar su mente de una forma casi inigualable. 

Te cuento con más detalle porque son tan útiles los puzzles.

Beneficios de los rompecabezas

 

Motricidad fina.

La motricidad fina es la capacidad de los niños de controlar sus movimientos con los dedos: sujeción, presión, dirección, precisión… Un puzzle es ideal para desarrollar estas habilidades!

Coordinación visomotora.

Esta es la habilidad de dirigir sus movimientos en coordinación con lo que ve. Es una habilidad importantísima para el desarrollo de otras funciones más complejas como la escritura, los deportes…

Aumenta su autoestima.

Cada pieza encajada es como un pequeño impulso de orgullo y confianza hacia si mismo, y qué decir cuando lo termina definitivamente! Esa sensación, cuando se vive a diario, va haciendo que los niños desarrollen una autoestima fuerte que les ayudará a afrontar todo tipo de retos. 

Resolución de problemas.

Los rompecabezas y puzzles implican el uso de habilidades de razonamiento avanzadas. El niño/a debe analizar las figuras, su forma y su color, para luego comprobar si encajan según lo que ha observado. Después de comprobarlo saca conclusiones y si no ha funcionado pone a prueba otras estrategias… Muy parecido al pensamiento científico, ¿no te parece? 

Memoria y atención. 

Estos son procesos básicos de nuestro cerebro: la capacidad de prestar atención y la capacidad de memorizar. Y un puzzle es una gran forma de estimular y reforzar estos procesos. El niño debe recordar la pieza que anda buscando y mantener su atención para encontrarla entre tantas otras piezas, y así continuamente. Es como un gimnasio para su mente.

Motivación, resistencia, curiosidad. 

Un puzzle hace que los niños mantengan la motivación hasta el final, y que vayan siendo conscientes de que se requiere un esfuerzo mantenido para ver la totalidad de lo que ha compuesto. Les educa en la capacidad de persistencia, paciencia y tolerancia a la espera.

Conocimientos concretos. 

Si los rompecabezas son temáticos, pueden aportar también conocimientos sobre ese tema: geografía, naturaleza, matemáticas, etc.

Social – comunicativo.

Si el puzzle se realiza como actividad colaborativa, puede ser muy interesante para reforzar la capacidad comunicativa. Uno indica al otro lo que esta buscando, qué va a hacer… También puede ser una manera de aprender a respetar turnos, ayudarse mutuamente y vivir el sentimiento de éxito compartido cuando se termina la tarea.

 

Todos estos beneficios nos traen los puzzles, además un buen rato de entretenimiento y diversión. Vale la pena, ¿no crees?

Uso de los puzzles en la pedagogía Montessori

Los puzzles son un material tan interesante que lo encontramos en todas las casas, sigan o no sigan la metodología Montessori. Aunque hay otros materiales mucho más típicos dentro de esta pedagogía, como por ejemplo la torre rosa, los listones rojos o las cajas de color, tener diferentes tipos de puzzles va a estimular muchísimo la inteligencia de nuestros peques.

 

Otras secciones que podrían interesarte

Si quieres adentrarte en la filosofía Montessori, te recomendamos que visites estos productos:

Puzzles Montessori
4.7 (93.33%) 9 vote[s]