Comprar las mejores Torres de Aprendizaje

Torre de Aprendizaje

Esta torre de aprendizaje es apta para niños/as de entre 70 cm hasta 125 cm de altura. La altura de sus pisos es regulable para adaptarse a su crecimiento. Estructura sólida, con bordes redondeados y muy fácil de transportar (pesa 6 kg).

Torre de aprendizaje

Una torre de aprendizaje con calcetines de fieltro (puedes elegir el color) que ha sido fabricada a mano en Alemania usando madera de abeto natural y sin tratar.  Sus medidas son 90 cm de alto, 37 cm de ancho y 42 cm de profundidad.

Torre convertible

Esta torre de aprendizaje no solo sirve para elevar a los niños sino que también se puede plegar para convertirse en un escritorio con silla. Madera de abedul y acabado con pintura al agua. Medidas: 90 cm de alto, 38 m de ancho y 40 cm de profundidad.

Torre plegable

Torre de aprendizaje de madera de abedul. Es una torre plegable, ideal para guardar en poco espacio. Tiene dos alturas disponibles, y se completa con una pequeña pizarra y formas geométricas. Medidas: 50,8 x 53,3 x 94 cm.

Torre de aprendizaje

Esta torre de aprendizaje es de tacto muy suave pulido y tiene mangos cómodos para facilitar el ascenso y descenso. Máxima seguridad lateral y sistema antiescalada. Medidas: 40 x 39 x 90 cm.

Torre de Aprendizaje

Esta es la torre de aprendizaje más estrechita de todas, ideal para espacios reducidos.  Además, se puede plegar. La altura tiene tres ajustes de posición, para adaptarla a la altura de los niños.

Torre de Aprendizaje

De líneas minimalistas y colores nórdicos, esta torre de aprendizaje está diseñada y fabricada en España con madera de haya y barnices no tóxicos. Sus medidas son 91 cm de alto, 53 cm de profundidad y  59 cm de ancho.

Torre de aprendizaje

Esta robusta torre de aprendizaje hace 87,8 cm de alto, 45,72 cm de largo y 46,72 cm de ancho. De madera maciza y con revestimiento duradero y no tóxico.

Qué es una torre de aprendizaje

Las torres de aprendizaje son una mezcla entre un taburete y una escalera.

Están hechas de madera y tienen una barandilla en la parte superior. Se utiliza mucho en los hogares que siguen la filosofía Montessori ya que permite a los niños acceder a lugares que no están a su altura: la encimera de la cocina y el lavabo del baño, principalmente.

¿Podrían acceder con un taburete o con una escalera normal? Pues sí! Pero el problema sería la falta de seguridad, ya que podrían perder el equilibrio y caer. Las torres de aprendizaje aporta la máxima seguridad gracias a su gran estabilidad y sus barandillas, de manera que los niños están seguros y cómodos.

 

Cuando es útil una torre de aprendizaje

 

Es muy útil para las familias que quieren adaptar al máximo su hogar a sus hijos. Es muy interesante para todos los niños a partir de los 14 meses porque les permite ver y participar en todo lo que hacemos sin tener que estar en brazos todo el tiempo (también es un gran descanso para vuestros brazos y espalda).

De hecho, es una excusa perfecta para introducir nuevos alimentos y mayor interés por la comida en esos bebés que les cuesta mucho comer: el poder implicarse, ver como se cocinan los alimentos, preparar algo, hace que luego lo coman con mucho más gusto y descubran todo un mundo interesante en esto de la comida.

Así pues, las torres de aprendizaje se convierten en un recurso educativo muy importante en el hogar, con el que fomentar la autonomía de los niños, su participación en tareas importantes del día a día.

Los niños pueden subir y bajar de la torre sin ayuda (en seguida aprenden cómo hacerlo correctamente).

 

A qué edad usar una torre de aprendizaje

 

Generalmente empieza a ser un buen momento a partir de los 14 – 16 meses, cuando los niños empiezan a mantenerse en pie, andar y quieren trepar por todos los rincones. Y son útiles hasta los 5 o 6 años, edad a la que ya empiezan a llegar a esos rincones de forma más natural, o con un pequeño taburete es suficiente, además de que ya tienen mayor control para no caer.

Es muy importante recordar que, aunque los niños pueden subir y bajar de ella de forma autónoma, los papás siempre debemos estar cerca vigilando que el uso de la torre es adecuado.

 

Cuánto cuestan las torres de aprendizaje:

 

La mayoría de torres de aprendizaje se mueven en unos precios de entre 100 y 200 euros. No te fíes si encuentras alguna mucho más barata, pues está en juego la seguridad de tus peques, y ya ves que es algo que van a utilizar mucho y durante muchos años, así que conviene que sea de calidad y su precio queda amortizado de sobras.

 

Qué tener en cuenta al elegir una torre de aprendizaje:

 

Por un lado, sus dimensiones, especialmente si vives en un piso pequeño, o más concretamente si vuestra cocina y/o vuestro baño es muy estrecho. En ese caso la torre de aprendizaje también debería ser lo más estrecha posible, como la Little Parners Explore.

Otro aspecto muy interesante a tener en cuenta es si os interesa que esta torre de aprendizaje sea plegable, para tenerla recogida cuando no la estéis usando. La Guidecraft G97325 y la  Little Parners Explore ofrecen esta posibilidad.

Y además, debéis valorar si os gustaría que la torre de aprendizaje sea convertible en escritorio y sillita.

Durante los primeros 3 años, hasta las mesas y sillas infantiles son demasiado grandes para los niños, así que tener un escritorio más pequeñito os puede ir de maravilla para que ellos se sienten a comer, a dibujar o a realizar alguna actividad tranquila. En este caso, la torre de Toodler in family será vuestro dos en uno perfecto.

Otras secciones que podrían interesarte

Si quieres adentrarte en la filosofía Montessori, te recomendamos que visites estos productos:

Torres de aprendizaje
4.6 (92%) 15 vote[s]